QUERÉTARO, Qro., 15 de diciembre de 2013.- El presidente municipal de Tolimán, Edgar Montes Benítez, declaró ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y negó que hayan ofrecido dinero para acusar al diputado federal del PAN Marcos Aguilar Vega de pretender extorsionarlo.

De acuerdo con lo publicado por Reforma, en declaración oficial a la Procuraduría estatal presentada por escrito, Montes Benítez dijo desconocer los señalamientos hechos por Aguilar Vega, en el sentido de que un priista se le habría acercado para ofrecerle dinero y señalar al legislador federal como uno de los operadores del llamado «moche».

El procurador General de Justicia del Estado (PGJE), Arsenio Durán Becerra, explicó en entrevista que la dependencia a su cargo requirió por oficio al presidente Municipal de Tolimán para que declarara por escrito en este caso.

El 25 de noviembre, el coordinador de los alcaldes blanquiazules en el Estado, Antonio Zapata Guerrero, acusó un intento de extorsión contra uno de los cinco alcaldes emanados de Acción Nacional en Querétaro.

Según Zapata, una persona le pidió a un Alcalde que denunciara que el diputado panista Marcos Aguilar Vega lo había intentado extorsionar.

Aguilar aseguró que él no ha solicitado comisiones para entregar recursos y llamó a iniciar una investigación al respecto y ese mismo día por la tarde presentó una denuncia de hechos ante la Procuraduría estatal contra quien resulte responsable por el presunto delito de difamación.

En su denuncia, el diputado panista por Querétaro señalaba al Alcalde de Tolimán.

Sin embargo, en su declaración ministerial, Montes Benítez lo negó.

«Nos dice que no tiene conocimiento respecto de los hechos que denunció el diputado Marcos Aguilar y sobre esa base vamos a llevar a cabo nuestras investigaciones», reveló Durán Becerra.