QUERÉTARO, Qro., 16 de diciembre de 2013.- Archivada ha quedado la denuncia que el diputado federal interpuso en la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por presunta extorsión al presidente municipal de Tolimán, Edgar Montes; lo anterior luego de que el alcalde, en su declaración rendida a dicha dependencia, diera a conocer que desconocía los hechos a los que hacía referencia el legislador panista, informó el procurador del Estado, Arsenio Durán Becerra.

“Como ya se los habíamos informado, el Ministerio Público requirió mediante oficio que se rindiera la declaración correspondiente por parte del presidente municipal en torno a los hechos denunciados por el diputado federal”.

“En un comunicado escrito también por la misma vía y de manera escueta y puntual, dio contestación , señalando que él desconocía los hechos a los que hacía referencia el diputado Marcos Aguilar y por tanto no tenía información que estar proporcionando al respecto, eso fue lo que él mencionó en su oficio de contestación y declaración, que se incorpora a la averiguación previa”, detalló Durán Becerra.

En este sentido explicó que al no existir un medio de prueba que acredite la denuncia de Marcos Aguilar, como la ley lo determina, la averiguación se archiva.

“(…) cuando no los hay pues se tiene la salida de que la ley establece de archivar la averiguación en donde se determina que no hay delito que perseguir”, indicó el Procurador.

Asimismo mencionó que de presentar alguna nueva prueba acreditable respeto de dicha averiguación, se volvería a abrir el proceso, de lo contrario se mantiene en el archivo.

“(…) si de estas investigaciones hay elementos para proceder en contra de alguien, entonces se procede en consecuencia y se consigna la averiguación y se pide la intervención de un juez, donde no hay elementos, entonces la averiguación simplemente se archiva y ahí queda el procedimiento, porque es un procedimiento de darlo por concluido (sic) cuando se determina que no hay delito que perseguir”, reiteró el funcionario estatal.