QUERÉTARO, Qro., 16 de diciembre de 2013.- Pareciera que la justicia en Querétaro se empieza a partidizar, aseveró el presidente del PAN, José Báez Guerrero, respecto de las declaraciones que ha emitido el Procurador de Justicia, Arsenio Durán Becerra sobre el caso de la presunta extorsión al alcalde de Tolimán, Edgar Montes, para que hablara en contra del diputado federal, Marcos Aguilar Vega, y no obstante dijo, se ha reservado emitir información sobre la proceso que se les sigue a los ex alcaldes priistas Carmelo Mendieta y Rubén Galicia.

«Me preocupa mucho que el Procurador del estado este declarando tan puntualmente en este tema (caso de extorsión a un alcalde panista), cuando al tratarse de un proceso en curso es información reservada.

«Ojalá que el procurador con ese gran interés que ha presentado en este tema, pues no comente también que se ha declarado y quienes lo han hecho en el caso de Carmelo Mendieta y Rubén Galicia», manifestó Báez Guerrero.

En este sentido, el líder del PAN en el estado, señaló que la averiguación sobre el caso de presunta extorsión a dicho edil no ha concluido, pues aún existen más personas que serán citadas a declarar, aunque aclaró que su partido respetara lo que la autoridad defina, al reiterar: «pero si tenemos ya una inicia preocupación de que se esté ventilando información reservada», ya que señaló que la reserva de una averiguación se da cuando el proceso ha concluido.

Asimismo, Báez dijo que le pidió a Marcos Aguilar que ya no declarara nada sobre el tema y que dejara que la autoridad siguiera el curso de la averiguación.

«Yo le he pedido a Marcos que ya en este tema ya no declare y que lo deje en manos de la Procuraduría, el hizo lo que tenía que hacer y me parece que tiene la conciencia tranquila», concluyó.