[email protected]

En busca de motivos, ya se lanzaron los medios  antiAMLO por el caso de la doctora Irma Eréndira Sandoval, Secretaria de la Función Pública afectada por el Covid-19. Critican que el gobierno haya dejado pasar seis días para informar de ese contagio y hasta sugieren que puede haber otros que se mantienen ocultos. Algunos de ellos mismos, comunicadores conocidos, dieron por muerto a José Kuri, y la benevolencia de sus cercanos los situó en un error, en  una equivocación y quisieron librar el trance con  un  “usted dispense” ¿Está obligado el gobierno a dar a conocer los nombres de los funcionarios y empleados afectados por  el Covid. 19? Solo si las personas lo aceptan. Es su propio derecho el que ceden, pero no están  obligados, de acuerdo a las leyes que protegen datos personales. La Suprema Corte  ha señalado en  tesis, que los datos personales solo se deben de dar a conocer,  cuando se afecte un bien superior ¿Que bien  superior se expresaba en un Covid ligero según  los médicos,  en el que se cumplieron todos los protocolos de salud para atender a la funcionaria y se han buscado y relacionado a los que estuvieron  cerca de ella, para determinar su estado?  Cualquier persona puede estar contagiada en este momento, incluyendo a esos que critican. En México no hay un estado de excepción, como lo puntualizó la Secretaria de Gobernación, ni en el confinamiento que es de emergencia sanitaria, ni en el derecho al trabajo, agregamos, que se palia con apoyos económicos  y medidas especiales desde el gobierno. No hay ninguna  suspensión  de garantías. Lanzar nombres sin considerar el respeto que existe a los datos llamados sensibles, colocaría a nuestro país en la  misma situación en la que están  los que endurecen sus medidas e incluso aplican penas letales, como Bukele, en El Salvador.  En el país hay casi 17 mil confirmados al 28 de abril y la tendencia crecerá en las próximas 3 semanas según las autoridades de Salud. La OMS se muestra pesimista para un largo tiempo. Cualquier persona está expuesta al contagio. Inédita como es la situación que vivimos, no  hay una ley específica sobre el Covid-19, como no sean normas administrativas  dictadas sobre la marcha. Por eso, los derechos en esta etapa, tienen que analizarse desde las leyes que ya existen a menos que se aplique el artículo 29 constitucional sobre suspensión de garantías.  Y solo sería una medida transitoria. El derecho a la vida privada ya sancionado  por la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y trasladada legalmente a su protocolo por la ONU, toca el tema en el articulo 12.

EL ACTUAR DIVERSO DE GOBIERNOS SOCIALISTAS Y NEOLIBERALES EN EL COVID-19

A nivel similar al caso José Kuri, Estados Unidos ha estado actuando con  Kim Jong-un el gobernante del estado popular socialista de Corea del Norte. Desde la tercera semana de abril, Estados Unidos aventuró la muerte del mandatario coreano y hasta el momento de escribir esto se hablaba solo de una desaparición  de dos semanas por un problema de salud. Si las funciones siguen en marcha con  el sustituto legal, ¿a quien  afecta, como no sea para lamentarlo, que  un funcionario de alto nivel, esté enfermo? El mundo neoliberal se ha dado vuelo exponiendo a gobernantes y altos funcionarios que resultaron afectados, Ángela Merkel incluida, pero en el mundo socialista la adecuada protección  de lo privado lo estamos viendo en el caso de Corea del Norte. Medios como El Universal publicaron el caso de Corea y han adelantado  lo que puede ocurrir en el país coreano si se confirma la ausencia definitiva de Kim Jong-un, uncidos en la especulación.  Aquí,  en la extraña carambola de participantes,  que dio por fallecido el empresario José Kuri, situación  que resultó falsa e impertinente, resulta paradójico que adelanten muertes de forma indelicada y grave, pero protesten cuando no se avisa al público que alguien está enfermo. En el número de abril  de la revista Zócalo, se publica una excelente recopilación  que hace Luis Guillermo Hernández, sobre ese evento al que llamó La noche de los buitres. Extraña coincidencia de tantos medios y periodistas involucrados, que se diluyó en una simple disculpa. En el caso de Estados Unidos, ¿cuantos secretos igual de mortales nos ha ocultado el imperio, algunos sacados a flote por Weekeleads, y  por los cuales al que consideran culpable lo tienen purgando cárcel en Inglaterra?

IRMA ERÉNDIRA Y SU ABUELO EL GRAN LUCHADOR SOCIAL PABLO SANDOVAL CRUZ

La doctora Irma Eréndira Sandoval es una de las funcionarias públicas que tiene en su haber, una historia  de luchadores sociales, políticos de izquierda, maestros, intelectuales y líderes sindicales como su padre Pablo Sandoval. Y un largo caminar de lo que fue la vida del comunista y doctor Pablo Sandoval Cruz, su abuelo fallecido a principios de este año a los 101 años. Yo tuve el honor de  entrevistarlo para Unomásuno y la revista Viva y recibir hospedaje en  su casa en Chilpancingo. Perseguido por sus luchas contra el gobernador Caballero Aburto que masacró  movilizaciones en 1960 y que fue depuesto por represivo,  se exilió con su familia en  Cuba, donde tuvo como compañero en el corte de caña al propio Che.  Fue un  luchador por la autonomía de la Universidad Autónoma de Guerrrero y fue miembro del Comité Mexicano de Solidaridad con Vietnam. Parte de sus luchas están referidas en  uno de sus libros Camino al socialismo que escribió cuando fue candidato a gobernador frente al priísta Francisco Ruiz Massieu. En él,  como documento histórico,  relata su gira por el estado apoyado por todas las fuerzas progresistas de esa época, las luchas contra el cacicazgo de los Figueroa y las iniquidades que ha vivido Guerrero. De ahí viene, como nieta, la Secretaria de la  Función  Pública y los ataques de este momento pueden tener un hilo conductor hacia esas luchas.  Don Pablo recibió en  2007  la medalla Sentimientos de la Nación y murió como señalamos antes a los 101 años, en enero de este año.