QUERÉTARO, Qro., 25 febrero 2015.- Consejeros de la junta local del Instituto Nacional Electoral (INE) se sumaron a la protesta de otros 240 homólogos del país, luego de que se pospuso la discusión de dos puntos de acuerdo para garantizar imparcialidad de uso de los recursos públicos y ejecución de programas sociales.

En un comunidado, informaron que “es fundamental que el INE tenga una posición clara y contundente contra la manipulación y coacción del voto ciudadano a partir del uso indebido de los recursos y programas públicos”.

Manifestaron su preocupación porque en la sesión del Consejo General del pasado 18 de febrero se abordaría la imparcialidad de uso de los recursos públicos, garantizar que la ejecución de los bienes, servicios y recursos de los programas sociales se apeguen a su objeto y reglas de operación, evitando su uso con fines electorales.

“No compartimos la decisión de posponer la discusión de tales temas, ya que su retraso no abona a la equidad de la contienda electoral en curso, pudiera afectar los principios rectores del INE e incidir negativamente en la percepción en torno al Instituto Nacional Electoral, lo que a su vez puede impactar en la participación ciudadana en las urnas y afectar tanto el sistema de partidos, como la opción por la competencia electoral por las vías pacíficas”.

Es por ello, consideraron necesario apelar a la voluntad política del Consejo General del INE para superar las diferencias y alcanzar puntos de encuentro, “poniendo por delante los intereses colectivos en aras de recuperar la confianza en el Instituto y en la vía electoral. Confiamos en que valorarán a conciencia los proyectos de acuerdo propuestos para su discusión, ya que es fundamental que el Instituto tenga una posición clara y contundente contra la manipulación y coacción del voto ciudadano a partir del uso indebido de los recursos y programas públicos a favor de candidatos y partidos políticos que violentan los derechos políticos de los cuales el INE es garante”.