TOLUCA, Edomex, 7 de junio de 2015.- Ante la amenaza de que su voto duro sea insuficiente para ganar mañana la Gubernatura, el PRI alista un «Plan B» en Nuevo León: un operativo «tumba casillas» para ganar en la mesa lo que anticiparía perder en las urnas.

Este operativo consiste en fabricar o provocar incidentes en casillas, aunque sean violentos, para impugnar sus resultados argumentando alguna de 23 causales para demandar nulidad.

Para ello utilizarían a miles de priistas que conforman la estructura electoral del partido, revelaron ayer a EL NORTE representantes generales de casillas del tricolor, conocidos como RG.

Estos coordinadores infiltrados en la estructura aseguraron que el objetivo es «reventar», a partir de las 10:00 horas, las casillas en las que el PRI detecte que el número de votantes rebase considerablemente la cantidad de simpatizantes que han movilizado a esos puntos.

Leer más: http://www.elnorte.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=558588&md5=e78833e0a747d36fe43abfd8b46c2e88&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe