QUERÉTARO, Qro., 4 de marzo de 2015.- Fue a partir del lunes dos de marzo, que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado de Querétaro otorgó licencia temporal a la magistrada Celia Maya quien, a partir de ese día, ha enfocado toda su atención en la estrategia política para su campaña al gobierno de la entidad por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

“Desde el lunes yo ya no fui a trabajar, ya que el primero de marzo empezó mi licencia, ya hay otro magistrado en mi lugar, por lo que vamos respetando los tiempos y a la ley electoral… es una licencia temporal para participar en el proceso electoral y ya empezó”.

Actualmente, Rodolfo Juárez es el magistrado que estará ocupando el lugar de Celia Maya mientras dura el proceso electoral, ya que una vez que finalicen las campañas y los comicios, la precandidata de Morena podrá regresar al TSJ.

De acuerdo con ella, uno de los factores que pueden generar votos a su favor, sería el desprestigio que viven todos los partidos políticos, y la falta de trabajo de los representantes locales en los tres órdenes de gobierno, ya que la información que se ha generado de desfalco, tráfico de influencias, nepotismo y corrupción a nivel nacional impactará en las elecciones del siete de junio.

“Lo principal que nos va a favorecer es el desprestigio de los políticos, y los que van como contrincantes en Querétaro ya los conoce la gente, ya sabe cómo trabajan, pero que han hecho, mentir y decir que se hicieron dos mil obras sin que las podamos ver, cuántas leyes aprobaron, cuántas nos han beneficiado, que nos digan los beneficios”.

En este sentido, la precandidata aseguró que pese a que los candidatos del PRI y el PAN tengan 58 millones de pesos para su campaña, la ciudadanía ya los conoce a través del trabajo que realizaron en los puestos que han ocupado, por lo que deberá ser el voto razonado el que de la victoria a Morena.