QUERÉTARO, Qro., 22 de junio de 2020.- Serán los órganos de control interno de El Marqués los que deberán analizar la acusación que se presentó en contra la Auditora Superior Municipal Yadira Azucena Córdova Salinas, por la acusación grave que presentó en su contra la auditora Claudia Berenice Servin González, a quien quería obligar a trabajar durante la contingencia, pese a estar embarazada y haber sufrido riesgo de aborto.

Abigail Arredondo Ramos, coordinadora del grupo legislativo del PRI en el Congreso local indicó que se trata de acusaciones graves las que se realizan en contra de la funcionaria, que están registrados dentro de los propios órganos municipales, de ahí que son estos los que deben revisar la información y adoptar las acciones que competan, en caso de comprobarse.

Independientemente de la existencia del coronavirus, no deben permitirse las agresiones contra las mujeres, manifestó la priista y al tiempo lamentó que pese a que se trata de un delito, son varias mujeres a las que se les sigue presionando en sus lugares de trabajo y que cuando se embarazan se hace todo para que sean ellas quien renuncien, como es reducirles el sueldo y cambiarles el horario.

Remarcó que la denuncia contra la funcionaria, al parecer, implica varias faltas, de ahí que remarcó la importancia de que sean investigadas por el órgano de control interno y que, si así corresponde, imponga la sanción correspondiente.