QUERÉTARO, Qro., 29 de mayo de 2020.-El Centro Estatal de Salud Mental (CESAM), confirmó que han atendido a menores de 10 años que hablar de “querer morirse o que no quieren estar aquí”, en el marco de la contingencia sanitaria.

La jefa del CESAM, Marbella Espino Cortés, informó, sin dar una cifra, que han atendido a menores de 10 años de edad con esas ideas.

Esto al dar un informe sobre la salud mental de niñas y niños en tiempos del Covid-19.

Por lo cual, recalcó que si un menor llega a presentar una conducta de riesgo, como la mencionada, se debe atender de forma inmediata y no cometer el error de pensar que lo hace solo para manipular o llamar la atención.

Reveló que padres de familia ya han solicitado al CESAM telefónicamente o de forma presencial llevar a sus hijos menores, debido a que presentan una agudización de síntomas tales como: la conducta, berrinches, agresión a sí mismos o a otros, por mencionar algunos.

De esta manera, consideró que la pandemia es una situación inédita que nunca antes se había presentado tan distinta a la normalidad.

Por lo que, advirtió que para los niños es una amenaza, ya que son vulnerables a la incertidumbre.

Reiteró que algunos de los síntomas a tomar cuenta son: la conducta, el no poder dormir en la noche, tener pesadillas frecuentes en los sueños, estar ansiosos e irritables, hacer berrinches o mojar la cama.

En ese tenor, recomendó a los padres de familias a escucharlos, explicarles la enfermedad, alentarlos a realizar actividades de autocuidado, mantener las rutinas lo más apegado a lo usual, enseñarle y practicar técnicas de relajación, por mencionar algunos puntos.