CIUDAD HIDALGO, Chis., a 16 de enero de 2021.- Con un reducido grupo de efectivos de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración el gobierno de México pretenderá detener la caravana de migrantes centroamericanos que intentan llegar a Estados Unidos para evitar morir de hambre, flagelados por los cambios climáticos y la pandemia de Covid 19 que azota esa región.

Hace poco menos de 48 horas, el Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM) Francisco Garduño y altos jefes de la Guardia Nacional se exhibieron acompañados de centenares de militares y funcionarios de esa dependencia en la margen del Río Suchiate que sirve de división política entre México y Guatemala para tratar de inhibir el ánimo de los migrantes que huyen principalmente del hambre.

En forma subrepticia los militares regresaron a sus cuarteles, una vez, que se tomaron la foto del recuerdo con Francisco Garduño Yáñez.

Durante un recorrido, por la margen del Suchiate solo se observan pequeños grupos de militares y a unos cuantos elementos del Instituto Nacional de Migración.

Lee más en Quadratín Chiapas