QUERÉTARO, Qro., 24 de febrero del 2015.- El municipio de Querétaro deberá sancionar a la empresa gasera dueña del cilindro que tuvo una fuga, lo cual provocó el desalojo de 300 personas de la clínica 9 del IMSS, ubicada en la zona de Carrillo, informó el director de la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC), Gerardo Quirarte Pérez.

«Eso lo determina la autoridad municipal (…) sanciones probablemente, pero el municipio», sostuvo.

Precisó que aún analizan a cuál empresa gasera pertenece el cilindro, pues no se ha determinado.

Quirarte Pérez recordó que este lunes, aproximadamente a las 13 horas, se reportó un fuerte olor gas que provenía de una vivienda que se localizaba a 40 metros de la clínica 9 del IMSS.

Destacó que esta situación se atendió de inmediato y participaron elementos de emergencia y de Protección Civil estatal.