QUERÉTARO, Qro., 29 de noviembre de 2013.- La gente está cansada de la política de acusaciones sin fundamento y de desprestigios, aseguró el diputado Alejandro Cano Alcalá, integrante del grupo legislativo del Partido Acción Nacional en la LVII Legislatura del estado, quien sostuvo que las acusaciones en contra del diputado federal Marcos Aguilar Vega, corresponden a una guerra sucia emprendida en el estado contra los panistas.

Esto con el objetivo de desprestigiar a las personas que han efectuado un trabajo responsable y crítico, de cara a las elecciones del 2015, y añadió que al parecer el que los blanquiazules trabajen bien, a los tricolores les molesta.

“La gente nos pide política de propuesta con acciones de cara a la sociedad, con valores y responsabilidad, dejemos a la autoridad que haga su trabajo y nosotros hagamos el nuestro, no podemos juzgar sin pruebas, pues la gente ya no cree en los políticos que buscan reflectores solo a base de señalamientos calumniosos”.

Cano Alcalá, puntualizó que la acusación hecha a Marcos Aguilar, carece de sustento, ya que hasta la fecha no existen evidencias de las supuestas imputaciones; y exige a su homólogo en la legislatura del estado, Diego Foyo, que no ensucie el ambiente político en el estado.

«Que evite fomentar la guerra sucia y si tiene pruebas de las acusaciones que ha hecho en contra de Marcos Aguilar, las presente ante la autoridad competente y se deje de hacer señalamientos de bajo nivel».

Por último señaló la importancia de conducirse en la política y en la vida diaria, con apego a la ley y no buscar en los medios lo que se deja de hacer en la tribuna legislativa.