Querétaro, QRO., 17 de agosto de 2013.- Un conductor a exceso de velocidad tuvo que ser trasladado de emergencia al Hospital General, después de que por conducir a exceso de velocidad y en presunto estado inconveniente, incrustó la barra de contención del Libramiento Surponiente en el centro de su vehículo, lo que le causó severas lesiones.

Ante esta situación los integrantes de los cuerpos de emergencias como Protección Civil, Bomberos, Policía Municipal y paramédicos; se presentaron en el lugar de los hechos para dar atención al hombre lesionado, que además se encontraba atrapado en los restos de sus unidad.

Fueron varios minutos de tensión para los cuerpos de emergencia que tuvieron que utilizar el equipo especializado de la Cruz Roja para liberar al conductor, ya que se encontraba atorado y lesionado por la incrustación de la barra; sin embargo y tras varios minutos de esfuerzos se logró su liberación.

Una vez liberado, el hombre fue trasladado de manera urgente al nosocomio, ya que presentaba múltiples lesiones por el impacto, además de laceraciones en toda la parte derecha del cuerpo por la barra que atravesó completamente su vehiculo.

De acuerdo a los integrantes del cuerpo de rescate, el conductor informó que cuando se dirigía por el Libramiento Surponinte hacía el Centro Cívico, al incorporarse a la curva que pasa el puente de Candiles, perdió el control por la velocidad y se salió al acotamiento, generando que se incrustará en la barra de contención por la fuerza del auto.