QUERÉTARO, Qro., 16 de febrero de 2015.-Tras la inscripción de los registros a precandiaturas de diputados locales y presidencias municipales, el líder estatal del Revolucionario Institucional Mauricio Ortiz Proal aseguró que se alcanzó un trabajo de unidad al interior del partido y de los organismos con los que se tendrán coaliciones como Panal, PVEM y el mismo PT con quien se tendrán alianzas, por lo que siguen pendientes el distrito II para diputación local, así como el ayuntamiento de Tequisquiapan donde los candidatos pudieran ser postulados por el Partido Nueva Alianza.

De acuerdo al líder estatal del Revolucionario Institucional será el Partido Nueva Alianza el encargado de definir el distrito II en el que María Alemán podría ser la aspirante más fuerte a representar este distrito, mientras que para el municipio de Tequisquiapan se le estaría entregando la candidatura a los militantes del Partido Del Trabajo con quien se impulsarán candidaturas comunes incluyendo la de gobierno del estado.

En cuanto a las candidaturas a diputaciones plurinominales el Revolucionario Institucional estará trabajando con las organizaciones y las sectoriales del Partido para impulsar algunos espacios, mientras que para el caso de las dirigencias políticas se estarán abriendo una mesa de diálogo para apoyar sus representantes en estos mismos espacios.

Referente a las pre campañas y campañas políticas que se vendrán generando en los siguientes días, Mauricio Ortiz aseguró que se buscará que haya respeto completo a la ley electoral, donde se ha solicitado a los actores políticos que busquen el voto de los delegados, simpatizantes y militantes del organismo toda vez que en las precampañas la ley electoral solamente permite que hagan promoción al interior del partido y su militancia.

En este sentido el líder del Revolucionario Institucional descartó que durante la inscripción del candidato al gobierno del estado de Querétaro haya habido gente «acarreada» o personas que no sean militantes del partido, ya que se acordó con todos los precandidatos que el acercamiento debía realizarse únicamente con la militancia para descartar denuncias electorales.