NUEVA ESCOCIA, Can., 24 de febrero de 2015.- Si usted se arrepiente de ese tatuaje que dice “Laura Por Siempre” en la espalda o contó con la desgracia de entintarse el cuerpo durante una noche de farra que salió mal, le traemos excelente noticias: ya existe una crema capaz de borrar sin rastro y sin dolor cualquier grabado sobre su piel.
Y es que tal y como recuerda The New York Daily News, la forma usual de eliminar un tatuaje es por mediante un tratamiento láser (mismo que puede traer cierta inflamación en el cuerpo y su costo oscila entre los 9 mil y los 45 mil pesos), pero el canadiense Alec Falkenham (2a y 3a imagen), estudiante de la de la Universidad de Dalhousie, ha desarrollado una técnica denominada «Eliminación de Tatuajes de Bisfosfonato Liposomal», misma que que utiliza las propias defensas del cuerpo para remover la tinta.
«Esta idea comenzó cuando me hice mi primer tatuaje y pensaba en el proceso de tatuado desde un punto de vista inmunitario. Desde entonces, añadí tres más y actualmente no me arrepiento de ellos; pero probablemente ese es un reflejo de que esperé hasta que era mayor” dijo Falkenham en entrevista a Inquisitr, donde se añade que ha experimentado con su tecnología en puercos “y ha obtenido resultados exitosos”.
El canadiense precisa que, cuando se inyecta la tinta del tatuaje a la piel, se activa el sistema inmunitario del cuerpo humano, provocando la aparición de los macrófagos: células protectoras que atrapan la tinta y la trasladan a los ganglios linfáticos para eliminarla, sin embargo, algunas de estas células quedan atrapadas y se impregnan al cuerpo grabado, es por eso que el tatuaje puede ser visto por debajo de la piel.
Bajo tal esquema, la crema Falkenham de actuará como en aquellas células, “permitiendo que nuevos macrófagos aparezcan, se ‘coman’ a los que quedaron atrapados y sigan eliminando tinta. Con el tiempo, el tatuaje habrá desaparecido”.
Según Falkenhamm, la crema se encuentra en una etapa de desarrollo avanzado y aunque todavía no existe una fecha de comercialización, ya se sabe el precio que tendrá el tratamiento con esta crema: eliminar un tatuaje de 10×10 centímetros costará unos 4.50 dólares (el equivalente a unos 60 pesos mexicanos).
Leer más en New York Daily News e Inquisitr