QUERÉTARO, Qro., 18 de octubre del 2013.- 60 mil millones de pesos anuales es lo que invierte el Estado mexicano en atención a problemas de la salud relacionados con la obesidad y sobre peso, señaló la Senadora Marcela Torres Peimbert del Partido Acción Nacional, por lo que se sumará a la propuesta del ejecutivo federal para que se incremente el precio de las bebidas endulzadas, como una medida emergente, más no como una medida única.

«Se empieza por esta medida, pero no como medida única, tenemos tres en puerta, la segunda será trabajar en el etiquetado de los productos para que realmente nos informen lo que estamos consumiendo y tercero, todo lo que tiene que ver con publicidad engañosa».

Recordó que con la finalidad de disminuir los problemas de salud derivados del sobre peso y la obesidad, presentó hace unos meses la iniciativa para que se aumentara su precio en dos pesos, tras señalar que de no hacer nada, estos 60 mil millones de pesos se convertirían en 150 mil millones anuales.

«Tenemos 80 mil muertes al año, sólo de diabetes, tenemos que de cada cuatro camas de hospital en México, tres están ocupadas por pacientes cuyos problemas son consecuencia de la obesidad y el sobre peso y de cada 10 mexicanos 7 sufren de obesidad o sobre peso».

Explicó que con base en estas estadísticas, 70 organizaciones de la sociedad civil, entre ellas el Instituto Nacional de Nutrición, la OMS y el Instituto Nacional de Diabetes, entre otras, hablaron con ella, para exponerle la problemática de la negativa por parte de las refresqueras a incrementar un peso su precio y disminuir su consumo.

«Tenemos por ejemplo el tabaco o el alcohol, se eleva el costo, buscando que los consumidores migren hacia otros productos que sean sanos».

Torres Peimbert añadió que México es el principal consumidor de refresco en el mundo, al consumir casi medio litro de refresco diariamente por cada mexicano en promedio.