El niño se encontraba sucio y con lesiones en un pie, toda vez que estaba descalzo; buscaron sin éxito a sus familiares

QUERÉTARO, Qro., 29 de febrero 2016.- Policías del Grupo de la Unidad Especializada de Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar y Género (UNESVIG) resguardaron a un menor de edad, de dos años, que deambulaba por el fraccionamiento Punta Juriquilla.

En un comunicado, informó que los oficiales realizaban un recorrido de vigilancia por el fraccionamiento Punta Juriquilla, cuando fueron interceptados por el vigilante de la caseta del lugar, quien informó que hace unos minutos un vecino de la calle Punta Brava le entregó a un menor de edad que se encontraba caminando sólo.

Para conocer la situación, los efectivos policiales se entrevistaron con el ciudadano que entregó al menor de edad, quien informó que escuchó a un niño llorar al exterior de su casa, por lo que se asomó y observó al infante.

Añadió que el niño se encontraba sucio y con lesiones en un pie, toda vez que estaba descalzo, por lo que hizo cambio de ropa y de pañal, para luego entregarlo al vigilante de la caseta.

Los oficiales especializados de la UNESVIG resguardaron al menor de edad y le brindaron alimentos, así como solicitaron el servicio de la ambulancia para la valoración médica del infante.

Después de revisar al infante, los paramédicos indicaron que el menor de edad no requería traslado al hospital.

Los policías realizaron un recorrido por la zona para tratar de encontrar a sus familiares, sin embargo no pudieron localizarlos, por lo que resguardaron al menor y lo pusieron a disposición de la Autoridad del Ministerio Público No. IV.