El libro destaca que la agricultura mundial enfrenta 2 retos en los próximos años: incrementar el volumen de alimentos para una creciente población y la sustentabilidad.

ESTADO DE MÉXICO, 29 de febrero 2016.- En el marco de los festejos del Día del Agrónomo, el Colegio de Posgraduados y la Universidad Autónoma Chapingo presentaron el libro: BIOFERTILIZANTES: La Solución a la Productividad en el Campo, en el Auditorio Emiliano Zapata.

El libro destaca que actualmente la agricultura mundial se enfrenta a dos importantes retos que deben ser resueltos en los próximos años: por una parte incrementar el volumen de alimentos para una creciente población, pero al mismo tiempo la exigencia de que esta actividad debe ser sustentable para asegurar la permanencia de los recursos naturales para las futuras generaciones.

Además, refiere que las técnicas de fertilización agrícola generadas por la Revolución Verde no son suficientes para incrementar los rendimientos de los cultivos a una velocidad mayor que el ritmo de crecimiento de la población mexicana, lo cual compromete el poder producir los alimentos que se requerirán en los próximos años.

De igual forma, señalaa que el uso intensivo de agroquímicos en las últimas cinco décadas ha traído una serie de impactos negativos al medio ambiente, en particular el daño a la biota de los suelos de las distintas regiones del país y la consecuente pérdida de fertilidad de los mismos.

El libro menciona que México fue el precursor del suceso conocido a nivel internacional como “La Revolución Verde”, cuyas investigaciones lograron cumplir con el objetivo de incrementar la productividad en la agricultura y por ende aumentar la oferta de alimentos a nivel global, pero que a casi medio siglo de este suceso, algunos de los efectos negativos se han generado al aplicar de forma desmedida productos químicos como fertilizantes y pesticidas para obtener los rendimientos deseados.

Ahora, se enfrenta al mismo reto de producir más alimentos para la población global, pero con el “respeto al medio ambiente”, ya que de continuar con las actividades agrícolas bajo los sistemas de producción actuales, se pondrá en riesgo la existencia de los recursos naturales para las siguientes generaciones.

En este sentido, la biotecnología aplicada a la nutrición y protección de los cultivos, conocida comúnmente como el uso de biofertilizantes, representa una importante alternativa que en conjunto con la agricultura convencional, puede incrementar los rendimientos agrícolas, al mismo tiempo que se disminuye el impacto sobre la biota del suelo y el medio ambiente en general.