QUERÉTARO, Qro., 17 de julio de 2014. Desde hace 3 años cientos de familias del fraccionamiento Montenegro, ubicado en la delegación de Santa Rosa Jáuregui, carecen de diversos servicios básicos, y también padecen de inseguridad, situaciones por las cuales se tiene el registro del abandono de casas.

Vecinos de la zona denunciaron a Quadratín que la colonia no cuenta con el servicio de agua potable y no hay quien acuda a recoger la basura, por lo que deben pagar una cuota de 60 y 30 pesos respectivamente, para que la CEA lleve pipas y el municipio envíe un camión para los residuos sólidos.

«No hay agua y tienen que traerla con las pipas. Diario es este tiradero de basura; tampoco no contamos con la luz que hay del municipio. También hay bastante robo, por eso cerraron las calles para tener un poco más de control…abren las casas que no han sido entregadas, se llevan la tubería, los baños, las regaderas, los cables», informó la señora Maru Herrera, vecina de la zona.

No conforme con ello, algunas casas están cuarteadas y a otras se les filtra el agua en la temporada de lluvias; de igual forma, el fraccionamiento tampoco cuenta con transporte público, sólo una camioneta que pasa cada 15 minutos y que por 8 pesos traslada a los habitantes hasta la cabecera de la delegación.

«Hace falta más que nada el transporte, porque hay unas rutas que nada más llegan a Santa Rosa, pero no hay transporte que entre a la colonia. Son como 40 pesos (en camión) en taxi hasta 200 en el día, y 300 en la noche. El fin de semana no tenemos y hay que ir caminando hasta la carretera para agarrar transporte», explicó el señor Bulmaro Benito.

Asimismo, dieron a conocer que cuando Infonavit ofreció las viviendas, les prometieron diversas infraestructuras como centros comerciales, así como un preescolar, una primaria y una secundaria, de lo cual, sólo la escuela primaria «Carlos Monsiváis» es una realidad.

«Nada más tenemos 3 salones y en cada salón hay 2 grupos, tenemos 120 niños en la escuela y supuestamente van a hacer otros 3 salones, pero no han hecho nada, tampoco no tenemos techo, a los niños les da el sol…hay niños que de los tienen que llevar a Santa Rosa, a Buenavista o a Santa Catarina, porque no les quieren dar lugar aquí…hay una vecina que los lleva hasta San Miguel de Allende, porque no se los quieren recibir aquí en la primaria», reportó la señora Dalia Jiménez, habitante de la colonia.

Esto es sólo una parte de la situación que viven algunos fraccionamientos, lo que ha ocasionado que los dueños decidan abandonar sus hogares para buscar una mejor calidad de vida.

El Infonavit estima que en el estado hay aproximadamente mil viviendas abandonadas, de las cuales, busca recuperar 600 que se localizan en el municipio de Querétaro para después reasignarlas.

Por su parte, la Profeco, delegación Querétaro, inició desde el año pasado una investigación en contra de Homex inmobiliaria por entregar viviendas sin servicios básicos, vicios ocultos y no otorgar escrituras a los compradores. Tan sólo en la zona de Hacienda Santa Rosa, se estima que 7500 familias resultaron afectadas.

Mientras tanto, los habitantes del fraccionamiento Montenegro hacen un llamado a la autoridad correspondiente para que tome cartas en el asunto y dé respuesta a sus necesidades.