QUERÉTARO, Qro., 15 de junio de 2014.- El Tribunal Superior de Justicia se encuentra en el análisis de la colocación de arcos detectores en las instalaciones del Centro de Justicia, con el objetivo de prevenir que se introduzcan armas u objetos que puedan generar algún daño a los jueces o personal de la dependencia, informó el magistrado presidente Carlos Septién.

 

De acuerdo al titular de la dependencia, se requieren cerca de 800 mil pesos para la colocación de estos artefactos; el Consejo de la Judicatura deberá aprobar esta inversión, ya que el costo por cada uno de los arcos es elevado y puede llegar hasta los 450 mil pesos, por ello, se debe existir análisis antes de tomar alguna determinación.

 

Derivado del percance que se registró hace algunas semanas, donde dos particulares tuvieron una riña y uno de ellos resultó herido de arma blanca, el magistrado ha informado que se solicitó mayor apoyo a las autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para mejorar las condiciones de vigilancia.

 

Lo ideal para la seguridad en la zona, de acuerdo a Carlos Septien, sería incrementar a cuatro la cantidad de elementos por cada entrada al Centro de Justicia, por lo que se requerirían en total 16 para mantener las instalaciones seguras.