Plan con maña

Es un hecho. Estamos sufriendo una verdadera tragedia de contagios y muertes por la pandemia.

Ante la crisis, gobiernos estatales y empresarios privados reclaman su derecho a comprar más vacunas con urgencia. ¿Pretenden disputar a la 4T el monopolio del Plan Nacional de Vacunación?

El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, se opone a que gobiernos estatales y particulares intenten involucrarse. Argumenta que, desde el punto de vista técnico y científico, lo recomendable es que no lo hagan porque pondrían en riesgo la estrategia de vacunación del Estado, el impacto del plan nacional se diluiría, y eso mostraría que México no actúa como un país sino como una comunidad desordenada y anárquica.

Con maña, el presidente aparentemente, sólo aparentemente, ignora los argumentos de López Gatell; instruye a la secretaría de Salud otorgar autorizaciones a empresas privadas y gobiernos estatales para comprar y aplicar vacunas y coordinar un plan paralelo con el del gobierno bajo la condición de que transparenten sus contratos y adquieran vacunas aprobadas por la autoridad sanitaria que no pongan en riesgo la salud de la población, y desde luego para evitar que el proceso pueda prestarse a politiquería y demagogia.

Ahora, lo más importante será saber si empresarios y mandatarios estatales podrán encontrar las dichosas vacunas autorizadas en el mercado, a qué precios y para cuando.

Ahí está el truco… y el plan con maña presidencial.

Total, ya sabemos de que “cuero” salen más correas… y que para “grillo”, “grillo” y medio.