Foros virtuales EF: Economía, Enrique Quintana

        El jueves arrancaron los foros virtuales de El Financiero con la conferencia de Enrique Quintana, que tuvo una conclusión darwiniana: se salvarán las especies que tengan la capacidad de adaptarse a la nueva realidad, una vez que pase la tormenta del coronavirus.
        Puede suceder, también, que la tormenta no pase, y sobrevivirán las empresas que tengan la creatividad para vivir con el Covid-19 entre nosotros.
         El director General Editorial y Vice Presidente de El Financiero, reiteró lo que se asienta como una verdad cada vez más indiscutible: "el virus llegó para quedarse".
        En su columna de ayer Enrique hizo una ordenada síntesis de su exposición, por lo que apunto aquí algunas respuestas a preguntas de los participantes en el Foro, de acuerdo con lo que entendí:
        -¿Cuánto caerá economía en México?
        -Hace dos meses hablar de una caída de -5 por ciento era una previsión pesimista y muy poco aceptada, sin embargo ahora prácticamente nadie -salvo Hacienda, por razones obvias- pronostica esa cifra, sino que pone más dura la caída: entre  el -7 y  -12 por ciento. Aunque la baja podría ser peor si no se realizan cambios próximamente.  Plantear una caída del -7 por ciento para el segundo trimestre de ese año, es un escenario hasta optimista.
        -¿La intervención del Banco de México fue acertada?
        -El Banco de México está haciendo lo correcto, que es inyectar liquidez al sistema financiero. Se destinaron 250 mil millones de pesos a créditos para empresas, pero si éstas no tienen ventas, ni ingresos, va a ser muy difícil que sus propietarios se acerquen a las ventanillas a solicitar un préstamo. Lo que inyectó el Banco de México no va a mover por sí solo a la economía, no es suficiente. Falta la labor del gobierno. En Perú, por ejemplo, el gobierno ha destinado una cantidad equivalente al 10 por ciento del PIB para reactivar la economía. México, en cambio, menos del uno por ciento del PIB.
        -¿Habrá fuga de capitales?
        -La confianza se ha ido deteriorando, pero hemos tenido una salida de capitales de alrededor del 10 por ciento del total, lo que es relativamente poco hasta ahora. Ayuda la tasa de interés que paga México (seis por ciento), contra cero en otros países. Eso no es definitivo pues la confianza se puede erosionar más si hay medidas erráticas. Los capitales, en esas circunstancias, buscarán puertos más seguros, como los bonos de la Reserva Federal de EU, aunque no obtengan dividendos.
        -¿Es correcto invertir dinero en la refinería de Dos Bocas?
        -Dos Bocas es un mal negocio. La venta de gasolina se ha desplomado, al igual que la venta de combustibles en general. Una empresa que se dedique a la producción de combustibles va a tener un mal negocio por un periodo prolongado.
        -¿Adecuado rescatar Pemex?
        -El gobierno federal tendrá una baja en sus ingresos. Digamos que si antes tenía 100 ahora tendrá noventa. Y la actual administración ha decidido darle prioridad al rescate de Pemex. El negocio del petróleo, en el mundo, está mal.  Le pondremos dinero a un negocio que no es rentable en el mediano plazo. Si esas inyecciones de dinero público no dan resultados en un tiempo breve, tendremos una crisis fiscal. En 2021 va a ser inevitable una profunda reforma fiscal en el país.
        -¿Hay un estimado de la baja en las remesas provenientes de EU, y cómo nos va a afectar?
        -Sí, la caída en las remesas, en este año, se estima que sea de un 20 por ciento.  Recibimos anualmente alrededor de 34 mil millones de dólares que envían nuestros paisanos que trabajan en la Unión Americana, y este año mandarán aproximadamente 27 mil millones de dólares. El impacto será grande porque era una fuente de ingresos para un amplio sector de la población que perderá poder de compra.
        -¿Cómo va a golpear la crisis en el sector inmobiliario?
        -Ya estaba en situación difícil el año pasado y esta crisis le pegará todavía más. Veremos situaciones como jóvenes que regresan a vivir con sus padres.  No va a ser sencillo, especialmente en las rentas de oficinas.
        -¿Y en el sector salud?
        -La medicina privada tendrá un buen momento porque el gasto en salud de las personas va a ser una prioridad. Del lado del sector público, el gobierno tendrá que gastar en compras apresuradas de insumos. Las personas que se queden sin trabajo van a saturar los servicios de salud estatales. Una prioridad será repensar el servicio de salud pública en el país, pues no alcanza lo que hay.
        Hasta ahí algunas inquietudes, y las respuestas, que se manifestaron en el primer Foro Virtual EF.
        El jueves de la próxima semana, a las once de la mañana, tendremos el segundo, enfocado específicamente al tema salud, conducido por Leonardo Kourchenko. Las inscripciones son gratuitas y se encuentran en la portada de la página electrónica de El Financiero. Están invitados.