GUADALAJARA, Jal., 21 de julio de 2021.- “He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”. Es una de las frases más famosos del Libro El Principito, un texto que parece sencillo, que la mayoría hemos leído en algún momento de nuestra vida, pero que enfrenta sus misterios y complejidades. Para el rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, este personaje lo ha marcado de más de una manera y aplica mucha de su sabiduría en decisiones que toma al llevar el destino de la máxima casa de estudios. En una divertida y personal charla compartió con Quadratín Jalisco lo que han significado tomar decisiones sin precedentes en medio de la pandemia de Covid 19.

¿Cuándo llegó como rector de la UdeG jamás se imaginó este escenario?

No, nunca, recordé en mi informe un pasaje, cuando me presenté al Consejo para pedir la confianza del Consejo para ser rector, uno de los ejes que yo manejé eran tres, y uno era gestión de la incertidumbre, justo hablé de que las universidades necesitamos gestionar la incertidumbre, no debemos tenerle miedo sino que a la incertidumbre hay que abrazarla y hay que gestionarla, porque el mundo que van a vivir nuestros estudiantes es un mundo incierto, hoy el 70 por ciento de nuestros estudiantes no existe el empleo al que se van a dedicar, entonces, qué debe hacer la universidad ante un mundo tan incierto, y decía, la incertidumbre hay que abrazarla, pero nunca me imaginé que después me iban a poner una prueba tan grande de incertidumbre, pero se demostró mi teoría, las universidades en tiempos de incertidumbre somos esas instituciones que transforman esa incertidumbre en certeza, yo creo que la universidad logró transformar el miedo en esperanza, en confianza, y es gracias a instituciones tan sólidas como esta bicentenaria institución, cuando llegan los momentos difíciles qué bueno es contar con una comunidad científica, con una comunidad solidaria, con una comunidad empática, entonces, para mí ha sido un gusto liderear a esta comunidad en estos momentos tan difíciles.

¿Qué ha significado la participación de la UdeG en Jalisco a partir de esta pandemia?

No creo que exista uno similar, al interior de la universidad ha significado mucho orgullo, yo creo que los universitarios tuvimos un reto para volver a mostrar lo mejor de los universitarios, lo he dicho en muchas ocasiones, cuando se pone en riesgo la vida, que es lo que vivimos la humanidad en estos 15 meses, que se puso en riesgo la vida, dentro de los riesgos, dentro de los temores, y ahí es cuando la condición humana sale a relucir y sale lo peor de un ser humano, cuando está en riesgo la vida sale nuestra parte más animal, digamos, pero también sale la más noble, la más sublime, cuando los seres humanos damos muestras de preocuparnos por el otro, de empatía, y yo creo que para esta pandemia los universitarios tuvimos la oportunidad de mostrar nuestra mejor cara, la cara empática, la cara social, la cara de poner la ciencia al servicio de la gente, y yo espero que los jaliscienses hayan visto el gran valor de haber invertido en haber construido una institución que lleva más de 200 años construyéndose, porque sobre todo en los últimos 30 años se ha consolidado, esta universidad hace 30 años tenía menos de 20 investigadores, hoy tiene mil 400, hace 20 años esta universidad sólo tenía campus en Guadalajara, hoy tenemos campus en todo el estado de Jalisco.

Hoy Jalisco está muy diferenciado su manejo de pandemia y al final, esta diferencia, estamos hablando de vidas humanas, o sea, el buen manejo de la pandemia no es una estadística, son vidas que se salvaron gracias a estas decisiones

Ricardo Villanueva

Para que veamos los importante de esto, mientras Jalisco tenía capacidad para hacer 100 pruebas PCR por día, un poco menos, la universidad terminó haciendo mil pruebas por día, o sea, la universidad tenía muchísimos más equipos PCR en tiempo real de nuestros investigadores, que durante las últimas décadas nuestros investigadores, gracias a su trabajo, habían bajado recursos para todos estos equipos, es que Jalisco pudo reaccionar rápido en tener un sistema como el Radar para hacer pruebas como lo decía la Organización Mundial de la Salud, ahorita lo que hay que hacer es pruebas, pruebas y más pruebas, pero los estados, Jalisco un estado tan grande tenía capacidad para sólo 100 pruebas PCR tiempo real, pues es la capacidad que tienen los estados en el país, la biología molecular no había avanzado tanto como en la universidad ya había avanzado, entonces la universidad tenía capacidad de hacer 10 veces más pruebas que el propio Estado, entonces, esa es una inversión que todos los jaliscienses han hecho de tener una universidad así, y qué importante, porque cuando se necesitó, nosotros teníamos dos opciones, o irnos a dar clases, que no era un reto menor, 310 mil jóvenes, irnos a la virtualidad de un día para otro, cuando esta universidad está diseñada en su mayoría para la presencialidad, es un reto, que con eso teníamos como suficiente reto, o hacer eso, irnos en línea, y poner todas las capacidades de la universidad al servicio del estado para hacerlo, yo creo que decidimos por lo segundo y fue muy importante, yo reconozco que el gobernador desde el primer día dedicó horas y horas a escuchar a los investigadores, a escuchar la voz de la ciencia, y eso también ayudó mucho a la toma de decisiones, porque tomar decisiones en estos momentos con cuestiones mágico religiosas, pues ya vemos lo que sucede, yo creo que la ciencia que conocemos a lo mejor no es infalible, la propia ciencia va avanzando, pero sí es mucho mejor el rigor, el método que la ciencia aporta en momentos difíciles, creo que se demostró la importancia de hacerlo así, y hoy Jalisco está muy diferenciado su manejo de pandemia y al final, esta diferencia, estamos hablando de vidas humanas, o sea, el buen manejo de la pandemia no es una estadística, son vidas que se salvaron gracias a estas decisiones, entonces, eso es lo que ha significado, para nosotros, el rol de la Universidad en esta pandemia.

Continúa en Quadratín Jalisco