ITALIA, 30 de octubre del 2016.- Un nuevo y poderoso terremoto el domingo en Italia central derribó edificios que habían resistido sismos anteriores y provocó el pánico entre los pobladores, que salieron corriendo a las calles, pero en principio no causó muertes, informó La Jornada.

El temblor de magnitud preliminar de 6.6 fue el más fuerte en el país en casi 36 años. Que no hubiese muertes se debió en gran medida a que miles de pobladores abandonaron sus hogares la semana pasada después de dos fuertes remezones en la misma zona montañosa.

Se reportaron unos 20 heridos, muchos de ellos con lesiones menores, dijeron las autoridades.

Más información AQUÍ