QUERÉTARO, Qro., 13 de marzo de 2018.- El Vocal Ejecutivo de la CEA, Enrique Abedrop Rodríguez, aclaró que no realizaron el desmonte de vegetación en un terreno donde será construida una planta de tratamiento de aguas residuales en el municipio de Huimilpan.

Esto luego de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró el predio donde se realizan los trabajos del proyecto denominado «Construcción, Arranque y Estabilización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en el Municipio de Huimilpan», y en el que detectaron la remoción de vegetación forestal propia de matorral crasicaule, con afectación en una superficie de cuatro mil metros cuadrados.

En ese sentido, sostuvo que el desmonte fue en el 2015, y que incluso, la licitación de la obra apenas está por arrancar.

«En el 2015 tengo entendido se hizo algún desmonte que es lo que está parando la PROFEPA, son cuatro mil metros los que se desmontaron, entonces ese es el problema, y fue en el 2015, ni habíamos entrado (…) nosotros estamos actuando conforme a la ley», recalcó.

Luego de que la PROFEPA informó que no se cuenta con las autorizaciones de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales, ni de Impacto Ambiental que expide la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Abedrop Rodríguez, precisó que ya habían solicitado la manifestación de impacto ambiental ante la SEMARNAT, la cual se encuentra en proceso.

«Los estamos pidiendo, si hubiera permisos ya no los pediríamos», enfatizó.

Asimismo, el Vocal Ejecutivo de la CEA, sostuvo que es probable que la construcción de la planta tratadora de aguas residuales no pueda arrancar, hasta que se resuelva la situación.

Recordó que esta planta tendrá una inversión de 20 millones de pesos y tratará 12 litros por segundo.

Abedrop Rodríguez, destacó que la importancia de esa infraestructura es evitar problemas de salud en la zona, tales como afectaciones en los ojos y a las vías respiratorias.