QUERÉTARO, Qro., 4 de diciembre de 2021.- La pandemia por COVID 19 influyó en las solicitudes de divorcio, según diversos reportes. Durante el confinamiento, algunas parejas experimentaron crisis que los llevaron a disolver su unión en cuanto abrieron los juzgados.

De acuerdo con la Fundación AARP, la COVID 19 llevó a muchas parejas a experimentar nuevos conflictos por dificultades económicas, falta de privacidad, estrés por motivos de salud y preocupaciones familiares y profesionales.

Además de ello, exacerbó problemas ya existentes como la violencia intrafamiliar, refiere un análisis de ONU Mujeres.

“Durante la pandemia por la COVID-19,  las mujeres están sufriendo un impacto desproporcionado de la inestabilidad económica, la presión extrema en los sistemas de salud y la interrupción profunda en la vida diaria. Asimismo, a nivel global, se ha  reportado un aumento significativo de la violencia doméstica: las mujeres están atrapadas con sus abusadores y están aisladas de las personas y los recursos que mejor pueden ayudarlas. Antes de la pandemia, la violencia doméstica ya era una situación que experimentaba una de cada tres mujeres en todo el mundo; eso significa que, dentro del equipo de liderazgo y el personal de toda organización empresarial, es probable que en este momento haya mujeres que la estén sufriendo”, precisa el reporte.

Punto de quiebre

El año pasado,  a nivel nacional, se registraron 92 mil 739 divorcios siendo las principales causas el divorcio incausado con 66.2 por ciento, el mutuo consentimiento con 32.4 por ciento y la separación por dos años o más con el 0.40 por ciento, de acuerdo con un reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las entidades que registraron las mayores tasas de divorcios por cada 10 mil habitantes de 18 años o más fueron Aguascalientes con 30.6, Coahuila con 28.8 y Campeche con 23.9; el estado de Querétaro ocupó el lugar 9 con una tasa de 16.9.

La lista de los 10 primeros lugares la completan Nuevo León con una tasa de 22.7 por ciento,  Sinaloa con 19.7, Chihuahua con 19.3, Tamaulipas con 18.4, Guanajuato con 18.0 y Zacatecas con 14.6.

Por el contrario, las entidades que registraron las menores tasas fueron Veracruz (3.4), Chiapas (3.5) y Oaxaca (4.1).

Respecto a la cifra registrada durante el año de la pandemia provocada por la COVID-19, cuando hubo una reducción en la demanda de este servicio por la población debido al confinamiento de las personas en sus viviendas, fueron 42 por ciento menos divorcios que los registrados en 2019, siendo 8 mil 719 por la vía administrativa y 84 mil 20 por la judicial.

De acuerdo con los resultados del reporte, el 29.6 por ciento de los matrimonios se disolvió legalmente después de 20 años de matrimonio, de los cuales, 46.7 por ciento duró entre seis y 20 años; el 21.8 por ciento tuvo una duración legal entre uno y cinco años, mientras que en el 1.5 por ciento  de los casos la duración fue menor a un año.

Sobre el promedio de edad, las mujeres se divorcian ligeramente más jóvenes que los hombres, ya que la edad promedio al divorcio es de 39.1 años y de 41.6, respectivamente.

En cuanto al nivel de escolaridad con el que cuentan los divorciantes, la mayor proporción corresponde al nivel de secundaria o equivalente con 19.4 por ciento para los hombres y con 20.2 por ciento para las mujeres. Le sigue en importancia la población con nivel de preparatoria con 19.1 por ciento para ellos y 18.5 por ciento para ellas.

Respecto a la condición de actividad económica de los divorciantes, 70.2 por ciento de los hombres declaró que trabajaba al momento del divorcio, mientras que, en las mujeres, esta condición fue de 50.4 por ciento.

Relación divorcios-matrimonios

En 2020, se registraron 335 mil 563 matrimonios y 92 mil 739 divorcios a nivel nacional. En este sentido, por cada 100 matrimonios ocurrieron 27.6 divorcios.

Esta relación ha incrementado con el pasar de los años, siendo el año pasado una excepción. En 2011, se tuvo una magnitud de 16.0; mientras que, en 2019, fue de 31.7. Para el 2020, disminuyó  a 27.6.

Las entidades que presentaron las mayores magnitudes en la relación de divorcios-matrimonios fueron Aguascalientes, con 61.7 divorcios por cada 100 matrimonios; Coahuila, con 52.7; Campeche, 51.3; Querétaro, 50.4; Baja California Sur y Nuevo León, con 47.7; Tamaulipas, 46.8; Chihuahua, 46.4; Guanajuato con 43.1 y la Ciudad de México, con 43.

En contraste, los estados que reportan las menores magnitudes fueron Chiapas, Veracruz y Oaxaca con 7.2, 9.7 y 10.4 divorcios por cada 100 matrimonios, respectivamente.

EN NÚMEROS

  • En 2020, se registraron 335 mil 563 matrimonios y 92 mil 739 divorcios a nivel nacional
  • Aguascalientes, con 61.7 divorcios por cada 100 matrimonios, lideró este rubro
  • La edad promedio al divorcio es de 39.1 años (mujeres) y de 41.6 (hombres), respectivamente.
  • En Querétaro se registraron en 2020 50.4 divorcios por cada 100 matrimonios
  • Los estados que reportan las menores magnitudes fueron Chiapas, Veracruz y Oaxaca con 7.2, 9.7 y 10.4 divorcios por cada 100 matrimonios

Con información de AM de Querétaro