QUERÉTARO, Qro., 28 de julio de 2020.- El diputado Ricardo Caballero González, ingresó una iniciativa de Ley para modificar el Código Urbano del Estado de Querétaro y prohibir que los desarrolladores puedan renovar la licencia de ejecución de obra de urbanización para un segundo desarrollo si aún no concretan el proceso de entrega recepción del primero.

Que los fraccionadores se vean impedidos de continuar construyendo y vendiendo garantizará que los ciudadanos cuenten con servicios básicos, como: agua, energía eléctrica, gas e instalaciones sanitarias.

A julio del 2019, sumaban 277 fraccionamientos sin entregar, así como 2 mil 389 condominios sin entregar, lo que impacta a alrededor de 700 mil personas.

Lo ideal sería que tuvieran todos los servicios antes de vender, buscaría un padrón de quienes entregan bien la obra

“Que no se pueda obtener la licencia de ejecución de obra de urbanización mientras no se tenga garantizada la existencia de construcción de, por lo menos, el 50% de la instalación de agua potable, también de agua recuperada y también de agua tratada, drenaje sanitario y drenaje pluvial, servicio eléctrico, además de establecer un límite de veces que se pueda renovar la licencia para los fraccionadores. No es posible que sigan construyendo sin haber entregado, al menos una etapa, al 100%”.

SIN ENTREGAR DESDE ANTIGUOS, HASTA NUEVOS Y DE LUJO

El costo de la vivienda no salva de problemas a sus compradores, pues igual la entrega de recepción no se concreta tanto en casas de 360 mil pesos hasta aquellas de 4 millones de pesos.

El municipio de Querétaro es el que más problemas tiene con sus desarrollos.

Entre los fraccionamientos sin entregar a municipio se encuentran Lomas de Casablanca, San Ángel, Ciudad del Sol, La Aurora, que tiene ya 17 años sin entregar, y Paseos de San Miguel, que tiene de 2 mil a 3 mil casas.

Otro fraccionamiento se encuentra a las orillas de Fray Junípero Serra , casi con Pie de la Cuesta, las casas costaron casi 4 millones de pesos y el fraccionador se la pasa renovando licencias en la Comisión Estatal de Aguas y con el municipio.

“No tiene conexión al agua potable, los fraccionadores llenan sus sistemas con pipas; imaginate un día que no haya agua, se quedan 2 mil personas sin agua, y es un fraccionamiento de muy alto nivel… ya están vendiendo, están afectando, un poco, el área de Peña Colorada”.