CIUDAD DE MÉXICO, 2 de agosto de 2019. — Los habitantes de la comunidad de Temacapulín, en Jalisco, vulnerable a ser inundada por el proyecto inconcluso de la Presa El Zapotillo, tendrán que ser consultados para la solución final de la mega obra.

Para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, es una prioridad que no solamente se hayan puesto de acuerdo los gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro, y Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato, sino que se escuche a los pobladores.

Explicó que la cortina se proyecta para 80 metros en la presa de El Zapotillo, en Temacapulín, Jalisco, con lo que se contempla una inundación, y por lo que hay incluso una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Hay quienes dicen que esta agua es para los Altos de Jalisco y para León, y no se tendría agua suficiente si la cortina en 80 metros, entonces es una obra que se inició desde el gobierno del presidente Fox y está inconclusa con inversión pública, y va a llevar recursos adicionales”, apuntó este viernes durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional.

Continúa en Quadratín México