Günter Grass. Fascismo, ¿se prepara golpe en comicios?

                                         [email protected]

¿Hay una amenaza fascista encubierta en los comicios del 6 de junio? Posturas del INE, que se suman a una serie de expresiones políticas de los diversos sectores opositores, presagian un avance derechista que pretende justificarse en las leyes. Muchas expresiones de la derecha que vimos en los últimos meses, Frena, grupos intelectuales,  partidos que los apoyan, lanzan un tufo preocupante de retroceso. Es cierto que son  pocos y no han  podido instalar fuerzas masivas, pero se mueven con recursos, con medios de comunicación y con intenciones subalternas que los impulsan. El fascismo puede aparecer en cualquier momento, según Günter Grass, quien  cumplió seis años de haber fallecido el pasado 13 de abril. El premio Nobel 1999, uno de los grandes escritores alemanes, fue a su vez un permanente crítico del fascismo con insistentes advertencias de que el huevo ofidio puede aparecer en cualquier momento. Coptado en  su época escolar, a los 17 años, por  las Watten-SS, de Hitler, logró entender a tiempo cual era la perspectiva nazi y meses después se evadió aunque fue herido y  encarcelado. Con honestidad lo contó varias veces a lo largo de su vida y lo dejó por escrito en su autobiografía en 2007.

 COMICIOS, GOLPE ADMINISTRATIVO DEL INE CON  LA LEY, Y EL CASO BRASIL

La votación del consejo del INE para desalojar a Felix Salgado Macedonio de la candidatura a la gubernatura de  Guerrero, recordó mucho la táctica que ha impuesto Brasil para desalojar de su puesto a electos por el pueblo, por personajes de un sector de opositores que producen un golpe. La destitución de la presidenta Dilma Rousseff en septiembre de 2016 por el Senado de ese país, fue un caso.  Otro fue la sentencia  de nueve años de cárcel para Lula da Silva, considerada fuera de toda dimensión por la propia Corte. Son  formas de proceder desde la  burocracia que ocasionan  golpes de estado administrativos que rompen la legitimidad del pueblo. El juez Sergio Moro que dictó la sentencia, está sometido a proceso en este momento.  Lo mismo ocurrió en Venezuela cuando fuera de toda proporción se nombró presidente a un advenedizo Juan Guaidó. Lo más grave de todo es que países uncidos en lo que se llama  democracia convencional sobre todo los europeos, apoyaron ese golpe de estado que todavía se mueve entre las posiciones tibias  de Biden y el silencio de aquellos  países. Algo de esto se dio en Bolivia con el golpe de estado  impulsado desde la OEA por un  presunto fraude electoral (siempre hay un argumento que se esgrime en defensa de la ley, como lo hizo el INE)  organismo  que ahora se opone el encarcelamiento de la golpista Añez, Esa intervención ilegal causó muchas muertes.  Vicente Fox trató de imponer ese sistema  con el desafuero a AMLO, por un detalle tan nimio como el que ahora utilizó el INE, para tratar de desalojar al jefe de gobierno de aquel entonces. Golpismos que tienen todos los visos del fascismo, que muestra la cabeza venenosa que asoma en el huevo de la serpiente ¿Eso se cocina con los comicios del 6 de  junio, apoyado por el INE?

EL NOBEL GÚNTER GRASS Y SU LUCHA Y ADVERTENCIA CONTRA EL FASCISMO

 El fascismo, aunque siempre ha existido en el mundo se definió en la segunda década del siglo XX, con el liderazgo de Benito Mussolini y de ahí se expandió a otras partes del orbe. Los resultados más terribles se dieron con el nazismo de Alemania que produjo alrededor de 40 millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial. Exhibido al extremo en esa época en Alemania el nazismo era racista, nacionalista, totalitario. Todo a partir de un orden propio con prevalencia de la raza blanca y sus valores, desprecio a la vida de quienes no entraban en su concepto de raza superior, control desde el estado y sujeción completa del ciudadano. A lo largo de su obra, Günter Grass va delineando esos conceptos porque fue un régimen que le tocó de cerca. Había nacido en 1927, por lo tanto, en el arribo de Hitler al control del estado alemán, en 1933,  solo tenía  seis años. A la firma del Armisticio de la Segunda Guerra Mundial en  1945,  solo tenía 18 años o sea que quienes quieren  señalarlo de haber tenido vínculos nazis andan errados. Solo estuvo unos meses en las juventudes nazis, a los 17 años.  En El tambor de hojalata publicado en 1959, del que se hizo un  filme, usa la metáfora del niño que se negó a crecer ante la infamia que veía en su país y solo al final cuando huye liberado, de nuevo su cuerpo empieza a dar de si. Entre sus obras están además, El gato y el ratón, Años de perro, la Ratesa, Diario de un caracol, A paso de cangrejo e innumerables poemas, cuentos, artículos y las muestras de su otra vocación, el dibujo y el diseño. Su autobiografía se llamó  Pelando la cebolla, de 2007 (Alfaguara 2015). Preocupado por lo que pudiera pasar en Alemania a la caída del muro de Berlín, Grass se opuso a que hubiera la unificación de los dos estados alemanes (con la Alemania del este) y planteó un acercamiento paulatino. Los alemanes comunistas no habían aceptado el fascismo hitleriano, al contrario  como lo había hecho la URSS, habían enfrentado a Hitler. De hecho la caída del muro fue una presión anticomunista de los países capitalistas como Estados Unidos, que se habían  apropiado del triunfo de la guerra, cuando la verdadera potencia que enfrentó y venció a Hitler, fue la URSS. Ofrendó 20 millones de vidas.