CIUDAD DE MÉXICO. 21 de agosto del 2016.- “Estás loco”, fue la frase que le respondió su padre, Francisco Jerónimo Sebastián de Aparicio Padilla, cuando Ignacio Padilla, su hijo, le dijo que quería ser escritor. Los años le demostraron al padre, que Nacho tenía vocación y que tras perseverar se convertiría en uno de los más importantes escritores de su generación, señaló El Informador.

Además de recordar algunas anécdotas de su hijo, aseguró que la FIL Guadalajara le rendirá homenaje.

Don Francisco recordó a su hijo joven, a quien le dijo que se iba a morir de hambre porque en su tradición familiar, conservadora de Zamora, Michoacán, creía que las buenas profesiones eran médico, arquitecto, abogado y químico “¿pero escritor? Por favor, te vas a morir de hambre”.

Ignacio Padilla murió el pasado viernes por la noche derivado de un fuerte accidente que se registró frente al centro comercial Antea en Paseo de la República.

Más información AQUÍ