CIUDAD DE MÉXICO, 27 de julio de 2018.-  Al expresar su solidaridad con las víctimas de los hechos sucedidos en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reiteró que es imprescindible que se conozca la verdad de lo ocurrido la inefable noche del 26 y madrugada del 27 de aquel septiembre.

Producto del acompañamiento, que de manera permanente ha realizado la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a las madres y padres de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos la Comisión sostuvo este jueves una reunión a la que acudieron integrantes de las organizaciones sociales que los representan (Centro Pro, Tlachinollan, Serapaz y Fundar),  los Visitadores Adjuntos de la Oficina Especial para el Caso Iguala de este Organismo Nacional, el Titular de dicha Oficina, José T. Larrieta Carrasco y el Secretario Técnico del Consejo Consultivo de la CNDH, Joaquín Narro Lobo.

En esta reunión, se informó a los padres de los trabajos más recientes que ha realizado la Comisión Nacional en la atención al Caso Iguala. Por parte de las madres y los padres de los jóvenes desaparecidos, se plantearon diversas inquietudes sobre las que se alcanzaron acuerdos y compromisos que permiten refrendar el acompañamiento permanente y solidario a las víctimas de violaciones graves a los derechos humanos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos reiteró su compromiso con los padres y familiares de los 43 desaparecidos para colaborar con cualquier comisión, instancia, mecanismo, órgano u organismo que tenga como fin conocer la verdad sobre estos lamentables sucesos y contribuir para garantizar a las víctimas directas e indirectas de este caso, su legítimo derecho de acceso a la justicia.

Continúa en Quadratín México