QUERÉTARO, Qro., 8 de enero de 2019.-El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, sostuvo que la Guardia Nacional, como una institución diseñada en el marco constitucional por la política de seguridad del Gobierno Federal, debe mantener el respeto a la soberanía de los estados.

Lo anterior al asistir a la Cámara de Diputados para participar en las audiencias públicas sobre la Guardia Nacional.

En este marco, reiteró que la construcción de la Guardia Nacional debe sustentarse en el respeto a la soberanía de los estados, así como en apoyar el fortalecimiento de sus instituciones de seguridad, de acuerdo con las condiciones de cada entidad.

Además, recalcó que su presencia no debe ser generalizada y su intervención debe atender la situación particular de emergencia de cada estado del país, con base en los principios de razonabilidad, temporalidad y gradualidad, y con una intervención por objetivos claramente estipulados en el artículo 21 Constitucional.

Domínguez Servién, recalcó la importancia de que en este ejercicio sean consideradas todas las voces, pero que también debe ser validado por expertos nacionales e internacionales.

Añadió que México exige políticas públicas de buenas intenciones y rigurosas, pero bien implementadas, así como una congruencia política y técnica.

Durante su exposición, que se realizó en la mesa Seguridad Ciudadana en los Estados, el mandatario estatal, precisó que corresponde a los estados la competencia originaria de mantener la paz y el orden público.

Recordó que existen entidades federativas en las cuales sí se está haciendo la tarea en materia de seguridad, por lo cual, reiteró que se debe promover el respeto a las instituciones y el consenso de las diferencias.

El gobernador de Querétaro solicitó que el nuevo cuerpo de policía adscrito a las instancias federales de seguridad no se aleje del actual mandato constitucional y que se caracterice por su disciplina y profesionalismo, pero primordialmente que se encuentre al mando de funcionarios de condición civil para asegurar el respeto a los derechos humanos.