CIUDAD DE MÉXICO, 19 de septiembre de 2020.- Mientras los primeros rayos de luz tomaban la noche, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó el izamiento de bandera a media asta en memoria de las víctimas de los sismos de 1985 y 2017, en el Zócalo de la Ciudad de México.

Con la mano a la altura del corazón, el mandatario realizó honores a la bandera y cantó el Himno Nacional, por todas las personas que perdieron la vida en los peores sismos registrados en México.

En una ceremonia que duró menos de 14 minutos y en la cual López Obrador no habló, estuvo rodeado por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y Protección Civil.

Además, por los secretarios de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval y de Marina (Semar), José Rafael Ojeda y de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo; así como por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, la titular de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa y el presidente nacional de la Cruz Roja, Fernando Suinaga.

El inicio de la ceremonia fue cerca de las 7:19 horas, hora que el 19 de septiembre de 1985, se registró el sismo de 8.1 grados que sacudió, por primera vez ese día, a México.

Y el jefe del Ejecutivo dedicará este fin de semana a visitar Puebla y  Morelos, estados afectados por los sismos de 2017, para entregar obras  de reconstrucción.