QUERÉTARO, Qro., 23 de febrero 2018.- Elementos de la Policía Estatal y personal de Protección Civil, atendieron un reporte donde referían que en la parte superior de una bodega de la central de Abastos había personas que vivían en hacinamiento.

De forma interinstitucional, se montó un dispositivo para verificar la situación expuesta en el reporte, por lo que al arribar a la ubicación referida, diez personas del sexo masculino y cinco del sexo femenino se resistieron a la diligencia, situación por la que fueron presentados ante el Juzgado Cívico.

Durante la inspección en el lugar, personal del DIF puso bajo el amparo de las autoridades correspondientes a un menor en situación de desvalido, localizado en el lugar antes referido.