QUERÉTARO, Qro. 17 de noviembre del 2016.-El dinero proporcionado por el Poder Ejecutivo a la Legislatura del estado para cubrir la deuda del nuevo edificio no fue proporcionado a fondo perdido sino que tendrá que ser devuelto por el Congreso, informó el gobernador del Estado Francisco Domínguez Servién.

Lo anterior a pesar de que fuera declarado por el diputado Antonio Rangel Méndez que no deberían pagar al gobierno del estado a pagar el monto proporcionado para la cobertura de la deuda, sin embargo, Domínguez Servién desmintió tal afirmación.

«No, nada que a fondo perdido, sin duda alguna lo tienen que pagar el poder Ejecutivo es muy respetuoso del poder Legislativo pero cada quien sus dineros y se los vamos a descontar» dijo.

En este sentido, el gobernador apuntó que el sería descontado un porcentaje anual del presupuesto total que se le brinda al Congreso, cifra que hasta la fecha no ha sido terminada pero que podría ser menor o igual a los que se tenía considerado descontar para el pago original de la deuda, es decir, 27 millones de pesos.

Además el funcionario señaló que con el pago de la deuda se abrió un nuevo periodo de garantía con la constructora Bajío Post en caso de que el edificio presente algunas fallas arquitectónicas.

Cabe recordar, que con el pago en una exhibición de esta deuda que significaba originalmente un total de 500 millones de pesos, el Congreso se evitó el pago de los intereses, es decir, que de descontaron aproximadamente 300 millones de pesos.