QUERÉTARO, Qro., 8 de mayo de 2019.-El presidente nacional de Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, aplaudió la firma del Pacto San Miguel de Allende que incluye a los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí. 

Lo anterior en el marco de un desayuno extraordinario donde expuso «México ante las nuevas reformas». 

Consideró que la alianza centro- occidente, que se suscribirá este miércoles en Querétaro, en el ámbito regional es la primera iniciativa de gran visión y empoderamiento de una región en si misma, la cual apuntala un crecimiento positivo de México, por momentos en dos dígitos.

Ademas, precisó que es una región tractora de la economía, junto con otras entidades del norte, que mantienen la pujanza del país.  

De esta forma, reconoció este gran esfuerzo de coordinación nacional, el cual sostuvo será paradigmático en los próximos meses y años en la historia del país. 

Durante su exposición, Gustavo de Hoyos Walther, reiteró que el 
Plan Nacional de Desarrollo tiene un profundo retroceso en la racionalidad de ese instrumento, pues recalcó que es un plan incompleto sin fundamentos, sin objetivos claros y sin metas de cumplimiento «es como hacer un edificio que no tiene un plano bien diseñado». 

Por lo cual, recalcó que deben ser exigentes para tener un punto de partida con criterios de racionalidad.

Respecto a la transformación del sistema educativo, apuntó que se deben abonar propuestas y aportaciones para que haya un piso mínimo de bienestar en el país. De lo contrario, advirtió que «no se extrañen que las doctrinas neopopulistas encuentren oídos prestos en amplios sectores de la población».