QUERÉTARO, Qro., 1 de junio de 2020.- El sector de la construcción podrá iniciar su reactivación con aquellas obras ya autorizadas que debieron suspender ante la emergencia sanitaria, pues únicamente el 5% de las acciones con gobierno continuaron durante el periodo, al ser prioritarias: alcantarillado, sistemas de agua potable, vialidades, indicó Álvaro Ugalde Ríos, presidente por Querétaro de la CMIC.

“Algunas obras habían que continuarlas, de las que se pararon al inicio de la pandemia, y las otras apenas van a salir de los concursos, de las licitaciones”.

Estimó que podría verse reflejarse la reactivación en un lapso mínimo de tres meses.

También contar con todos los insumos y equipos necesarios llevará, al menos, unos tres meses, esto tomando en cuenta que algunos equipos se deberán traer de Estados Unidos, con las problemáticas que eso representa, especialmente al tomar en cuenta el tipo de cambio.

«A diferencia, por ejemplo, de una fábrica, donde llegan todos los obreros, acá nuestro sector va a ser más pausado, de como nos gustaría, de incorporarnos de lleno… aparte de que así lo pide la autoridad, por lo que ya sabemos de la pandemia, nuestro sector depende de mucha producción dentro de la cadena productiva: insumos, materiales, equipo y demás pararon también, ese tipo de productividad también inicia el día de hoy, entonces, de aquí a que lo produce, lo distribuye, lo organiza y lo vende, pues va a llevar tiempo en que se aplica de manera directa en la construcción”.

CAPACITACIÓN PERMANENTE

Apuntó que más de 300 empresarios ya fueron capacitados con la aplicación de protocolos que estableció la CMIC nacional, cursos que se programaron desde mayo y que aún se continuarán durante la reactivación.

En este punto lamentó la saturación que presenta el IMSS para el registro de protocolos de las empresas, lo que obliga a iniciar obras sin ese registro, pese a que las empresas ya cuentan con protocolos perfectamente establecidos.