QUERÉTARO, Qro., 12 de diciembre de 2014.- El director técnico de Gallos Blancos, Ignacio Ambriz, descartó la llegada al club del guardameta español Víctor Valdés, al tiempo que confirmó la salida de Édgar Hernández, quien perdiera la titularidad bajo los tres palos en la recta final del Apertura 2014.

«Los que se van son los que separamos en el torneo y también se va Édgar (Hernández) y se va (Raúl) Rico, de ahí en fuera, nadie, todos los demás se quedan», declaró el timonel este viernes tras finalizar el entrenamiento matutino del primer equipo en el Centro Gallo de Alto Rendimiento (Cegar).

Sobre el guardavallas ibérico fue tajante al responder que «no hay una posibilidad de que Víctor pudiera venir a acá», aunque reconoció que existió acercamiento por parte de la directiva.

Otra posibilidad es la llegada de un portero del medio nacional, pero Ambriz Espinoza reconoció que es una labor difícil, ya que la mayoría tiene acuerdo o contrato con algún otro club, y en los casos restantes, es común que se involucren terceros que provocan la caída de las negociaciones.

También fue contundente al negar otro rumor: la contratación de Kaká. Incluso responsabilizó a los medios de comunicación de originar ese tipo de información y sentenció que él no le ha pedido a la directiva la llegada del jugador. «Ni he dado su nombre, ni los hemos pedido».

Explicó que todavía no ha renovado contrato con el club, «pero estamos muy cerca de eso; yo primero prefiero que esté arreglado todo lo del equipo, y al final, en unos minutos arreglamos la directiva y yo».

Sobre los jugadores que han estado ausentes en los entrenamientos de esta, la primera semana de pretemporada rumbo al Clausura 2015, informó que Ronaldinho, Danilinho y Miguel Martínez solicitaron permiso para incorporarse con algunos días de retraso, pero añadió que el segundo en mención ya se incorporó a los trabajos, aunque sigue afectado por la lesión que sufrió en el último partido del Apertura, ante Jaguares.

Señaló que, hasta donde él sabe, Ronaldinho continuará en el club, aunque reconoció que esa decisión le corresponde a la directiva, al jugador y a su hermano, que es su representante legal, y que en caso de que el carioca se vaya, existen un plan B y un plan C.

Comentó que espera la llegada cinco -o tal vez seis- refuerzos para el próximo torneo, para las posiciones de portero, carrilero, medio de contención y centro delantero.

«Son cinco refuerzos nada más; eso creo que ayuda mucho porque, normalmente, este equipo era de 10 para arriba».

Aceptó que se han recibido ofertas tentadoras de otros equipos por jugadores como Camilo Sanvezzo y George Corral, pero que el equipo tiene la intención de respetar el proyecto y mantener su base.

Gallos Blancos tiene en mente, hasta el momento, cuatro duelos de preparación, en casa ante Irapuato y Lobos BUAP y de visita ante Chivas y Toluca, el último de ellos ante el cuadro mexiquense el 3 de enero.

Finalmente, el estratega explicó que la salida de Luis Flores como auxiliar técnico fue cordial y que si bien hasta ahora su carrera como entrenador ha sido cobijada por referentes Pumas -como el propio Flores, Guillermo Vázquez padre o Miguel Mejía Barón-, ahora busca recurrir a la gente con la que hizo historia como jugador en el club Necaxa. El sustituto quedará definido la próxima semana.