QUERÉTARO, Qro., 24 de enero del 2015.- 36 casas de empeño en Querétaro fueron suspendidas, debido a que carecían de su registro nacional de casas de empeño, no comercializaban con precios a la vista, no respetaban los datos de privacidad y no tenían su contrato de adhesión con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó la delegada federal, Dalia Garrido Rubio.

«Es el mes donde hay más requerimientos para empeño, para los servicios que ofrecen las casas de empeño, es cuando más acuden y nosotros tenemos que estar muy atentos con los consumidores para que ellos tengan la seguridad de que se está comercializando de la manera más adecuada», indicó.

Este operativo de la Profeco inició el pasado 9 de enero, ya que es el mes en el que más acuden los queretanos a solicitar los servicios que ofrecen este tipo de establecimientos, luego de los gastos de navidad, año nuevo y reyes.

«Hasta el día de hoy hemos realizado, a través de nuestra jefatura de verificación y vigilancia, hemos estado en 54 establecimientos de casas de empeño, de los cuales, 36 han sido susceptibles a imponerles sellos de suspensión», enfatizó la delegada de la Profeco en Querétaro.

Al momento han sido revisadas 54 casas de empeño y la supervisión continuará con el objetivo de dar seguridad a los consumidores.

En lo que va del año, no se han presentado denuncias ante la Profeco en contra de estos establecimientos.