Rousseff será apartada de la presidencia por 180 días, tiempo en el que debe ser juzgada en la cámara alta por un supuesto manejo de cuentas públicas.

BRASILIA, BRA.,  11 de mayo de 2016.- El Senado de Brasil inició la sesión plenaria que debe decidir si se abre el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, quien podría ser apartada del poder si una mayoría de 81 senadores vota a favor.

De acuerdo a lo publicado por Notimex, todas las encuestas señalan que hoy ganará el “sí” y, de esta forma, Rousseff será apartada de la presidencia por 180 días, tiempo en el que debe ser juzgada en la cámara alta por un supuesto “crimen de responsabilidad” en el manejo de las cuentas públicas de 2014 y 2015.

La oposición acusa a Rousseff de usar artimañas contables por medio de créditos de instituciones públicas para cuadrar las cuentas de 2014 y 2015, pero el gobierno de la presidenta niega irregularidades y califica todo el proceso de “golpe” de la oposición para alcanzar el poder sin el aval de las urnas.

Lee más AQUÍ