Principalmente derivado de las altas temperaturas

QUERÉTARO, Qro., 4 de abril 2016.- Derivado de las condiciones climatológicas en este 2016 se han triplicado los incendios en la entidad, informó Cesar Torres jefe del Departamento de Protección Forestal en Querétaro, quien aseguró que de 58 hectáreas consumidas por el fuego en 2015, la cifra aumentó hasta 219 en lo que va del año.

“En el caso de incendios forestales en este 2016 ha sido más complicado que en años anteriores, porque ha sido más seco y caluroso del mismo periodo de estiaje, por lo que si hacemos una comparación con el 2015 donde solo tuvimos una afectación de 58.25 hectáreas en siete incendios en todo el año y ahora hemos tenido una afectación de 219 hectáreas en 21 incendios”.

Las causas principales de estos incendios tienen que ver con las elevadas temperaturas que se han registrado en el estado, así como la falta de lluvias, ya que los pastizales quedan propensos a cualquier quema, además que la falta de cuidado del hombre a realizar fogatas, fumar o tener descuidos aumenta la posibilidad de incendios.

“Los incendios han ido a la alza, pero esto se debe a cuestiones más naturales, ya que en el 2015 tuvimos presentes las lluvias, que nos ayuda el año anterior, y este año no ha sido así el periodo de sequía ha sido más prolongado y las temperaturas más elevadas, por lo que hemos tenido mayores complicaciones con los incendios”.

De acuerdo con las cifras de CONAFOR hasta ahora los dos municipios con más afectaciones en quemas son El Marques y el municipio de Amealco, donde se han registrado cinco incendios y cuatro respectivamente; en el caso de El Marqués se han visto afectadas 48 hectáreas y en Amealco 14.3, siendo la mayor parte de los incendios en pastizales”.

“Los incendios forestales tienen mucho que ver con la mano del hombre, es muy difícil que se prendan de forma natural, por lo que hemos hecho bastante difusión y pláticas para el uso y manejo de fuego, hemos buscado concientizar a la ciudadanía ya que las fogatas, el fumar en zonas secas, las quemas agrícolas donde no se tiene las precauciones necesarias, así como descuidos”.

Ante esta situación el responsable del Departamento Forestal de CONAFOR solicitó poner mucha atención a las acciones que se realicen con fuego en pastizales y bosques, ya que abril, mayo y junio son los meses complicados por la temperatura y las sequias, lo que puede generar mayores incendios.

“La quema de pastizales se debe hacer por la mañana o por la tarde, cuando todavía el sol y la temperatura no están fuertes para que no se salga de control la quema, así como avisar a las autoridades municipales donde se va a hacer la quema para que puedan apoyar, que las fogatas sean apagadas completamente, avisar a las autoridades si se ve fuego o quema de pastizal”.