CORREGIDORA, Qro., 11 de febrero de 2016.-

Mauricio Kuri alcalde del municipio de Corregidora informó que durante la tarde del miércoles se llevó a cabo un encuentro entre las autoridades de seguridad estatales, municipales y federales para atender la problemática del robo de combustibles en el estado de Querétaro, ya que aseguró se pone en riesgo a todos los habitantes de las zonas donde se realiza esta actividad ilícita.

 

“El día de ayer tuvimos una reunión del primer nivel para que haya una coordinación, el General de la zona militar, el subprocurador de la PGR, el secretario de Gobierno, el secretario de Seguridad Pública del estado, para hacer una coordinación y el tema que más nos preocupa es el robo de hidrocarburos y estamos muy al pendiente de esta coordinación”.

De acuerdo al presidente municipal de Corregidora se acordó con los integrantes de la reunión a tener un enlace directo con PEMEX para que sea este quien se encargue de contrarrestar estas contingencias, ya que se pierde tiempo en la contención del combustible que pone en riesgo a la ciudadanía.

“Se va a poner un enlace directamente con Pemex porque la gente que tienen aquí de Pemex, son cien por ciento administrativo, gente operativo y nos preocupa que si pasa lo que en San Juan del Río tienen que estar mandado gente de Salamanca o Hidalgo y lo que se está pidiendo es que tenga gente operativo para cualquier siniestro y tener más rápido la cuestión de la reacción para quitar la parte de Protección Civil y para poner las denuncias”.

A esta reunión también acudieron alcaldes de Pedro Escobedo y San Juan del Río, que son zonas donde se genera esta problemática, asimismo Mauricio Kuri utilizo dicha reunión para informar a los cuerpos de seguridad las áreas de mayor preocupación en temas delictivos de Corregidora.

“Vigilancia permanente y la zona que me preocupa que es lo que está pegado hacia Jaral, Charco Blanco y Presa de Bravo, y la respuesta de la zona militar es que se está analizando más vigilancia, pero estaremos echando andar un módulo policial”.