QUERÉTARO, Qro., 19 de marzo de 2014.- El Gobierno de Querétaro busca aumentar la calidad del servicio, seguridad y que los precios tengan que ser razonables, manifestó el secretario de Gobierno del Estado, Jorge López Portillo Tostado, por lo que analizan algunos proyectos, el cual dijo, no necesariamente es el uso de taxímetro.

Y es que es común que ante el alza en los combustibles, los taxistas aumenten los precios en prácticamente todas las zonas de Querétaro y sin que haya una tarifa fija que se respete, puesto que actualmente, las zonas y los cobros están en las ventanillas de los automóviles pero poco caso se les hace.

Las tarifas incluso pueden aumentar por las noches, cuando llueve o son zonas suburbanas.

De esta forma, López Portillo Tostado dijo que con respeto al tema de Red Q, ya son 11 concesionarios integrados a este programa y trabajan de forma adecuada, además de que señaló que ahora el problema no es de cobertura pero aunque se atienden las denuncias a los teléfonos correspondientes, los tuits no son tomados en cuenta para estos casos de denuncia.

Por el momento se enfocan, dijo, en la calidad del servicio a través de la capacitación de los chóferes, toda vez que la cobertura ya está dada.