QUERÉTARO, Qro., 19 de marzo de 2014.- Con una segunda campaña de retiro de propaganda en la infraestructura e inmobiliario urbano hecho por la Coordinación de Inspección y Normatividad a cargo de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales de Querétaro, se logró retirar alrededor de dos mil gallardetes, se limpiaron mil postes con publicidad puesta con engrudo y pegamento y se detuvo a dos personas en flagrancia, dio a conocer Gustavo Zepeda Ruiz, titular de esa secretaría.

En ese sentido, dijo que comenzaron nueve procedimientos y que junto con los que se realizaron desde finales del año pasado, se contempla una bolsa por concepto de multas hasta por 18 mil 518 pesos, aunado a las cuatro cubetas de pintura, 10 pares de guantes y dos galones de pintura blanca como reparación del daño, dijo el funcionario.

Los operativos continuarán ya que está prohibido que esta clase de propaganda y publicidad sea colocada en el mobiliario urbano público y son las empresas que promocionan ferias, conciertos, espectáculos, excursiones y hasta desarrolladoras de vivienda son algunos de los más comunes que se encuentran en la ciudad.

Las sanciones van desde los cinco a los 5,000 salarios mínimos por realizar esta práctica y tiene dos vertientes, una a quien es sorprendido en la colocación de esa clase de publicidad y la empresa que se promociona en ella