SANTIAGO, Chi., 17 de julio de 2014.- Los llamados memes, es decir, aquellas imágenes que se burlan de algún evento o situación son usadas como una forma más de comunicarse en Internet. Sin embargo, a veces las víctimas de estas manifestaciones culturales son los políticos, quienes se han convertido en «clientes» frecuentes de este fenómeno. Ante esto se propuso una iniciativa conocida como «Ley Anti Meme».

 

El país pionero es Chile. En ese país el diputado, Jorge Sabag presentó un proyecto de Ley para regular la publicación de estos temas llamado «Proyecto de Ley para perfeccionar la protección de la dignidad de las autoridades», informa El Universal.

 

El documento buscaba castigar con una multa de 600 mil pesos chilenos (13 mil mexicanos) a «quienes realicen amenazas o profieran insultos contra la autoridad por medio de plataformas electrónicas, ya sea de forma textual o gráfica» e incluso llevaría a la cárcel a quienes lo hicieran de manera reiterada o lo difundieran.

 

Tal caso provocó tanta polémica que en su país se hicieron varios memes en su nombre, se hizo ‘trend topic’ en Twitter y hasta el presidente de la Cámara de Diputados de esa nación, Aldo Cornejo, dijo: «en este caso yo creo que ha sido francamente un despropósito y una falta del sentido del humor tratar de regular algo que hoy no le produce daño a absolutamente nadie», según retoma el periódico El Mercurio.

 

Todo esto hizo que el propio Sabag retirará su iniciativa en menos de 24 horas argumentando que «no había revisado lo que sus asesores escribieron», según difundieron medios chilenos. Además es testigo de cómo las redes sociales y su contenido pueden afectar en todo ámbito de la vida.