MÉXICO, DF, 25 de octubre de 2015.- “La iglesia no los abandona”, dijo Francisco respecto al tema por ser hijo de inmigrantes italianos, durante el tradicional ángelus del domingo pronunciado desde la ventana del palacio apostólico en el Vaticano.

“Les confieso que la profecía del pueblo en camino la he comparado también con las imágenes de los prófugos en marcha por las calles de Europa, una realidad dramática de nuestros tiempos”

Durante la misa, con los prelados vestidos con trajes litúrgicos verdes, el papa Francisco instó a los miembros de la Iglesia a no caer en la tentación de “pasar de largo” ante los problemas reales y dolores que padece el mundo de hoy.

Lee más AQUÍ