Aseguró que con presupuesto hasta 50 por ciento menor, ingenieros y profesionistas mexicanos podrían ejecutar una obra como la del tren de alta velocidad México-Querétaro

QUERÉTARO, Qro., 10 de septiembre de 2015.- Ante inminentes recortes presupuestales para 2016 por la situación financiera del país, el rector de la Universidad Autónoma de Querétaro, Gilberto Herrera, exhortó a las autoridades federales y estatales a dar un voto de confianza a universitarios e instituciones educativas del país para desarrollar tecnología que dé respuesta a las necesidades de los mexicanos.

«México necesita comunicarse y no habrá dinero que alcance si queremos comprarlo todo de afuera, por ello tenemos que apostarle al desarrollo nacional, decíamos un voto de confianza, nosotros los mexicanos requerimos exigir el voto de confianza, somos malinchistas, pero hay que quitarlo y tener la confianza en nuestros profesionistas para resolver los problemas que tiene el país”.

Lo anterior lo refirió el rector después que el gobernador electo de Querétaro, Francisco Domínguez, confirmara que la construcción del tren de alta velocidad México-Querétaro sería pospuesto por falta de recursos; sin embargo aseguró que con un presupuesto hasta 50 por ciento menor al que se tenían contemplado, ingenieros y profesionistas mexicanos podrían ejecutar una obra de esta magnitud.

«Aquí se abre una buena oportunidad, no tenemos dinero para comprar el tren ya hecho en el extranjero, pero estoy seguro que sí hay recursos para hacerlo en el país.

«Creo que México debe generar una capacidad para desarrollar su propio tren rápido, ya que tenemos una gran cantidad de ingenieros, centros de investigación, universidades públicas; lo único que falta es confianza en ello.”

El rector de la UAQ dijo que entregarle a los universitarios y centros de investigación la realización de proyectos ejecutivos nacionales disminuiría costos y crearía una “palanca de desarrollo” para el país, ya que se podría construir todo el circuito que en un inicio estaba proyectado.

“Vemos en algunos proyectos que en etapa inicial tienen presupuestos de 5 millones de pesos, cuántos barriles de petróleo significan, entonces mientras que México siga trabajando en ese esquema, vendiendo barato sus materias primas e importando las soluciones, no habrá desarrollo, ya que en la tecnología se cobra el conocimiento no los materiales.”