El presidente de EU dijo que la medida no es «un complot» para, como dicen la mayoría de los republicanos, restringir el derecho al porte de armas recogido en la Segunda Enmienda de la Constitucional

ESTADOS UNIDOS, 5 de enero 2016.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy la «urgencia» de actuar para mejorar el control de la venta de armas en el país, al presentar un conjunto de medidas ejecutivas para tratar de evitar que, como ocurre ahora, 30 mil personas mueran anualmente en incidentes con armas de fuego, detalla Excélsior.

En un acto en la Casa Blanca, acompañado de familiares de víctimas y sobrevivientes de la violencia causada por las armas, Obama subrayó que el país ha vivido «demasiados tiroteos» masivos en los últimos años y que eso no ocurre en el resto de países desarrollados.

Ahora debemos sentir la urgencia absoluta, ya que las personas están muriendo. Y las constantes excusas por la inacción no funcionan más. Ya no bastan”, declaró el mandatario, que derramó algunas lágrimas durante su alocución.

Obama advirtió que el lobby de las armas en Estados Unidos no puede bloquear las acciones del gobierno para evitar decenas de miles de muertes con armas de fuego cada año en el país.

El lobby de las armas podría estar tomando de rehén al Congreso ahora mismo, pero ellos no pueden tomar de rehén a Estados Unidos», expresó.

Leer más en Excélsior