CELAYA, Gto., 13 de marzo de 2015.- El ex subprocurador de Justicia de la región D, René Urrutia de la Vega, rechazó alguna intromisión por parte del alcalde de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo Pureco, en el esclarecimiento de la muerte de una ciudadana estadounidense en septiembre de 2014.

Quien estuviera a cargo de la subprocuraduría de la región D, la cual corresponde al municipio de San Miguel de Allende, cuando se registró el caso, aclaró que Trejo Pureco no tuvo ninguna intervención en el dictamen de la muerte de Bárbara Marie Nagy, la cual determinó la PGJ de Guanajuato, se trató de un suicidio.

“Se los puedo decir con toda claridad; ni siquiera tuve comunicación con la autoridad municipal en ese sentido. No lo hubo, definitiva y categóricamente puedo decir que no lo hubo (intervención de Mauricio Trejo) siempre se trabajó en la Subprocuraduría como lo hemos hecho normalmente, bajo las premisas, los protocolos y los procedimientos exclusivamente de la Procuraduría”.

Fue en el programa Punto de Partida donde el actual subprocurador de la región D en Guanajuato, Armando Amaro Vallejo, confirmó la versión de que el fallecimiento de Bárbara Marie Nagy se derivó de un suicidio y no de un homicidio como arrojaban algunas versiones, al argumentar que «las características indican una voluntariedad como para quitarse la vida».