QUERÉTARO, Qro., 27 de enero de 2014.- Más de 29 mil personas fueron revisadas durante el 2013, como parte de las acciones preventivas del Operativo Acción Conjunta Regional zona semidesierto, donde participa la Procuraduría Generalde Justicia del Estado en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana y los municipios de Cadereyta de Montes, Peñamiller, Tolimán, Colón y San Joaquín.

Los resultados que se informan son parte de la evaluación anual que hicieron los titulares de las áreas de seguridad, así como los representantes de los municipios, quienes coincidieron en manifestar que la coordinación operativa les permite tener presencia y disuadir posibles hechos delictivos en el semidesierto.

El Operativo de Acción Conjunta Regional zona semidesierto, se realiza desde octubre del 2009 y tiene como sustento de actuación las Bases de Coordinación Interinstitucional para eficientar acciones de procuración de justicia, seguridad y prevención del delito, las cuales fueron suscritas y reforzadas  en octubre del 2012 por el Procurador General de Justicia, el Secretario de Seguridad Ciudadana y los Presidentes Municipales de la zona, con el propósito de reforzar la presencia de los elementos de seguridad en los municipios involucrados.

En este análisis de trabajo institucional coordinado, se detalló que se llevaron a cabo 204 operativos, canalizando a 26 personas en su carácter de probables responsables de posibles hechos delictivos ante un Ministerio Público, además de 12 personas más ante la autoridad ministerial del fuero federal.

Asimismo, se establecieron 294 filtros de revisión en la zona del semidesierto, lo que permitió el cumplimiento de 10 órdenes de aprehensión o reaprehensión por delitos como: violencia familiar, daños dolosos y el incumplimiento de las obligaciones de asistencia familiar, entre otros.

Con la revisión de 12 mil 45 vehículos, fue posible detectar y asegurar un total de 7 unidades que presentaron irregularidades en su sistema de identificación y/o alteración en sus números seriales, lo cual le permite a la autoridad asegurarlos, con el propósito de investigar y precisar su situación legal.

Las revisiones preventivas, tanto a los vehículos como a los tripulantes, arrojaron un resultado importante con el aseguramiento de 9 armas de fuego y más de 457 armas blancas o instrumentos peligrosos, lo que frena y previene la comisión de un posible hecho delictivo.

Cabe hacer mención que, en esta operatividad anual  2013, los elementos municipales y estatales actuaron coordinados para reforzar la seguridad en festividades en las comunidades de la zona del semidesierto, con la intención de sumar esfuerzos, en por lo menos 26 eventos masivos, y con presencia disuadir cualquier posibles acto ilícito.

Asimismo, en este periodo, la Procuraduría General de Justicia del Estado, a través del Instituto de Profesionalización, capacitó al personal operativo en temas como cadena de custodia y lectura de derechos a detenidos.

Estas acciones preventivas disuasivas reflejan la coordinación institucional entre las autoridades encargadas de la prevención y procuración de justicia con la intención de preservar la seguridad y la paz de los ciudadanos.